Antonio Gimbernat i Arbós (1734-1816)

Nació en el 1734 en Cámaras, (Tarragona). Tras cursar estudios de latín y filosofía en la Universidad de Cervera, se matriculó en 1756 en el Real Colegio de Cirugía de Cádiz, fundado por Fernando VI de Castilla y vinculado a la Marina Española. El puerto de Cádiz constituía la base de la Armada Española, de la que entró a formar parte como cirujano, reclutado por el jefe de Cirugía de la Armada, Pere Virgili i Bellver. Virgilio abandonó Cádiz para fundar el Real Colegio de Cirugía de Barcelona. Es seguido por su yerno Lorenzo Roland, profesor de Anatomía en Cádiz, que deja su plaza vacante. Reconocido por su conocimiento y destreza en la disección anatómica, Gimbernat fue elegido para ejercer de profesor de anatomía, antes de haber conseguido su graduación, a la que accede en 1762.

El mismo año de su graduación es reclamado por Pere Virgili en el Real Colegio de Cirugía de Barcelona. La administración central de Madrid se opuso a la concesión de la plaza de profesor de anatomía, a la que había sido propuesto por Virgilio, alegando su juventud. Inicialmente fue nombrado Profesor honorario de anatomía y poco después supernumerario. En 1764 se le concedió la titularidad oficial de la plaza de profesor de anatomía del Real Colegio de Cirugía de Barcelona y es también nombrado Cirujano Mayor.

En Barcelona, ​​en 1772, describe por primera vez el ligamento lacunar del canal femoral, por el que sería universalmente conocido, así como la aplicación de su identificación en una nueva variante técnica de la cirugía de la hernia femoral o hernia crural. Su ingenio le impulsó a diseñar nuevos instrumentos quirúrgicos entre los que destacó un litotomía renal que gozó de gran popularidad en su época.

En 1774 Gimbernat gozaba de una acreditada reputación como cirujano y consiguió que el rey Carlos III subvencionara su estancia en el extranjero, para poder aportar a España los avances más recientes en el campo de la anatomía y de la cirugía. Inició su largo periplo por Europa en París, en el Hôpital de la Charité y el Hôtel Dieu, el más antiguo e insalubre hospital de Francia, que además había sufrido un gran incendio en 1772. Posteriormente viajó a Londres donde asiste a las clases del llamado anatomista y cirujano John Hunter. El 25 de abril de 1777 se concretó la difusión de su contribución a la cirugía de la hernia crural, cuando en una de las clases de Hunter sobre las técnicas de reparación de hernias, solicita y obtiene el permiso para explicar su innovación técnica en esta cirugía, consistente en la sección del ligamento lacunar para lograr la reducción de la hernia crural estrangulada. Desde entonces, este ligamento, que corresponde a un engrosamiento triangular del ligamento inguinal en su inserción en el tubérculo del pubis, es universalmente conocido como ligamento de Gimbernat. Continuó sus estudios en Edimburgo y en la ciudad holandesa de Leiden. Regresa a España en 1778.

Monumento conmemorativo en Cambrils, su pueblo natal

A su regreso a España, se le encargó la creación del Real Colegio de Cirugía de Madrid, Colegio de Cirugía de San Carlos, del que fue director, junto a Mariano Ribas, y catedrático de operaciones y álgebra (traumatología). Se nombrado director el 27 de enero de 1787 y el Colegio es oficialmente inaugurado el 1 de octubre de 1787. En 1789 es nombrado cirujano de Cámara de Rey y se le concede título nobiliario. En 1801 es nombrado Primer Cirujano Real y como consecuencia, presidente de todos los colegios de cirugía de España.

Durante la invasión napoleónica preside el Consejo Superior de Salud Pública, organismo en el que se fusionan las facultades de Medicina y Farmacia y los colegios de cirugía. Tras la retirada de los franceses y el advenimiento de Fernando VII, cae en desgracia debido a su colaboración con los invasores y es destituido de sus cargos. Postergado de la vida académica, sufre un deterioro de sus facultades mentales acompañada de una gran penuria económica en sus últimos años de vida. La merma de su salud también se concreta en la pérdida de visión. En 1810 se le sometió a una intervención ocular por Josep Ribes, pero Gimbernat retira prematuramente las vendas que cerraban sus ojos, la misma noche de la operación, provocando una complicación que dejó prácticamente ciego. Fallece en Madrid el 17 de noviembre de 1816.

En 1793, Gimbernat publicó el “Nuevo Método de operar la hernia crural”, dedicado al rey Carlos IV. En el libro detalla la descripción anatómica del canal femoral y del ligamento lacunar. También describe la técnica del tratamiento quirúrgico de la hernia crural estrangulada, mediante la sección del ligamento para facilitar la reducción del contenido herniario. Al mismo libro describe el hallazgo frecuente de un ganglio en la proximidad inmediata del canal femoral, que posteriormente ha sido conocido como ganglio de Cloquet o de Rosenmüller, ya que fue descrito por estos autores (Jules Germain Cloquet, 1790-1883, y Johann Christian Rosenmueller, 1771-1820, profesores de anatomía y cirugía de París y Leipzig, respectivamente) como una lesión que podía confundirse con una hernia crural incarcerada. Este libro tuvo gran repercusión en su época y fue traducido al inglés, alemán y francés. La versión inglesa, fechada en en 1795, se debe a Thomas Beddoes. Su contribución también se concretó en una publicación en 1801 sobre el uso y abuso de las ligaduras y otra sobre la cirugía corneal, “Disertación de las úlceras de los ojos que interesan la córnea transparente” en 1802.


La ciudad de Tarragona le dedica un busto en su honor en la fachada de su Ayuntamiento

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s