Carlos IV y la Gran Guerra (2ª Parte)

La Gran Guerra, también conocida como la Guerra de los Pirineos, Guerra del Rosellón o la Guerra de la Convención, un episodio de las Guerras de la Revolución Francesa, fue un conflicto bélico en el que se enfrentaron el Reino de España y la República Francesa, entre el 1793 y el 1795.

Antecedentes

La Convención Nacional consideró que había un clima adecuado en Cataluña y el País Vasco, que había estallado con los alborotos del pan, que facilitarían su objetivo de eliminar los Borbones y liberar España del viejo orden, y que debían encontrar suficiente apoyo en estos territorios, de manera que el 7 de marzo de 1793, una vez ya había roto relaciones con las Provincias Unidas y el Reino de Gran Bretaña declaró la guerra a España, y el día 23 el gobierno de Manuel Godoy lo hacer a la Convención en respuesta a la ejecución de Luis XVI de Francia, al tiempo que se decretaba el alistamiento voluntario.
El ataque español

La progresión hacia Perpiñán quedó interrumpida cuando los españoles fueron parados dos veces cerca de la ciudad, en la Batalla del Mas del Conde el 17 de julio, y en la batalla de Parestortes, de manera que los españoles se retiraron a posiciones más seguras acampando a Ponteilla, mientras se reciben 5.000 hombres de refuerzo portugueses. Entretanto, los españoles participan en el Sitio de Tolón a partir de finales de agosto, con una escuadra dirigido por el almirante Juan de Lángara y tropas de tierra que salen de Roses.

El contraataque francés

Con los refuerzos enviados por el conde de Osuna y el Conde de La Unión, las tropas portuguesas y la escuadra británico que operaba en las costas mediterráneas, los españoles vencieron en la batalla de Trullars el 22 de septiembre de 1793 cuando los franceses atacaron las sus posiciones, aunque después tuvo que retirarse a El Voló por falta de suficiente refuerzos, habiendo ocupado el Rosellón entre abril y septiembre de 1793, mientras los franceses ocupaban brevemente la Baja Cerdaña y hacían un primer intento de invadir el Ampurdán.

Ricardos fue a Madrid a pedir más apoyo a Manuel Godoy para la campaña, dejando el mando a Pedro Agustín Girón, Marqués de las Amarillas, pero Ricardos acabó muriendo de neumonía, mientras el general francés Jacques François Dugommier recapturar el terreno en mayo de 1794 tras vencer el 1 de mayo en la batalla de El Voló, y ocupando Port-Vendres, donde el general Conde de la Unión disponía de 400 nobles franceses de la Legión Panetier.

General Ricardos (1727-1794)

 

Por otra parte, el 25 de julio el general Jacques Léonard Muller dirigió las tropas francesas que entraron en el País Vasco y ocuparon Pasaia, Hondarribia y San Sebastián a la espera de la orden de entrada en Cataluña.


General Jacques François Dugommier (1738-1794)

 

Entrada en el Principado

Los franceses entran finalmente en el Empordà por Sant Llorenç de la Muga, donde después de diferentes combates, las tropas españolas fueron vencidas en la Batalla del Roble (17 al 20 de noviembre de 1794) donde murieron los generales Dugommier y el Conde de la Unión, los españoles se desmoraliza y huyeron; el general francés Dominique Catherine de Pérignon tomó la ciudad de Figueres el 28 de noviembre.

En el Principado se organizó una defensa de unos 20.000 soldados, migueletes y somatenes al cargo de José de Urrutia que contuvo la frente, que se estabilizó en el Empordà mientras continuaba la defensa del Sitio de Rosas hasta la caída de la ciudad el 3 de febrero de 1795 y evacuación vía marítima después de unos meses de asedio.

Nueva ofensiva española

Las tropas españolas en Cataluña iniciaron una nueva ofensiva, derrotando las tropas de Perignon en la batalla de Pontós el 11 de junio, y del 25 al 27 de julio las tropas comandadas por el general Gregorio García de la Cuesta atacaron la Cerdanya, haciendo capitular las guarniciones francesas de Puigcerdà y Bellver de Cerdanya. Sin embargo, el frente vasco los franceses entraron en Bilbao y Vitoria, llegando incluso a ocupar Miranda de Ebro, lo que llevó España a capitular y firmar la paz de Basilea, que acabó con la guerra en 1795.

En 1796 se firmó la alianza de la monarquía española con la República Francesa contra el Reino Unido, con lo que, a raíz de la derrota española en la Guerra Grande, continuó la supeditación de España en Francia iniciada en la época de los Pactos de Familia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s