José Sánchez Real: Un ilustre tarraconense

Sirva este artículo para homenajear al Profesor Sánchez Real, un incansable investigador con el que tuve la ocasión de colaborar con él en numerosas ocasiones, y que me hizo descubrir el interés por la Tarragona de 1800, muchos años atrás. Entre sus obras más importantes y conocidas sobre este interesantísimo período de la historia de Tarragona podemos destacar la Defensa de Tarragona en 1811 (1982) y Puerto de Tarragona, 1802-1829 (1995).

José Sánchez Real nace en enero de 1918 en Gaucín (Málaga), pasa su infancia en Figueres (Gerona) y su juventud en Málaga y Granada, donde se licencia en Ciencias Químicas en 1940.

En 1943 pasa a ser el catedrático de instituto más joven de España obteniendo la cátedra de química con tan solo 25 años en el Instituto “Antonio Martín Franqués” de Tarragona” trasladándose junto con sus padres y hermana a Tarragona. Inicia su tesis doctoral en 1944 en la Universidad de Barcelona y en el CSIC, bajo la dirección del Doctor José Pascual Vila, aunque durante el verano de 1944 por motivos familiares estuvo trabajando en ella en la Universidad de Granada. El 16-11-1948 defendió la tesis “Obtención de acido ganma-benzoilbutirico y derivados” en la Facultad de Ciencias de Madrid.

En 1956 obtiene la cátedra de didáctica de la química en la Escuela Normal de Tarragona y en 1967 la de profesor en las enseñanzas profesionales (Universidad Laboral de Tarragona). En 1954 obtiene el título de maestro, para complacer los deseos de su padre, profesión esta, la de maestro de primaria, que no llegó a ejercer nunca. En 1950 es nombrado académico de la Real Academia Española de la Historia, en 1954 del Instituto Arqueológico Alemán, en 1985 de la Academia de les Belles Arts de Sant Jordi y en 1994 de la Real Academia de la Cultura Valenciana.

En 1967 se traslada a Valencia donde continúa como docente en el Instituto Isabel de Villena y en la Escuela de Magisterio Ausias March, si bien regresa en vacaciones a Tarragona. Tras su jubilación como docente, por la cual muchos le han conocido como “Profesor Sánchez Real” a principios de los 80 regresa a Tarragona donde continúa su labor como historiador y escritor.

En 1994 es nombrado hijo adoptivo de Tarragona, en 1998 hijo adoptivo de Constantí (Tarragona) y recibe el Premio Servir del Rotary Club de Tarragona.

Los últimos años de su vida los vivió retirado de la actividad docente e investigadora junto a su mujer, hijos y nietos en Valencia.

Falleció a los 90 años de edad rodeado de su familia en Valencia el 25 de abril de 2008.

Publicó más de 1.000, entre artículos y libros, de sus dos grandes pasiones que han sido la enseñanza y divulgación de la ciencia y la investigación histórica. Entre las obras más conocidas podemos destacar: La historia de los hospitales, El brazo de Santa Tecla, Defensa de Tarragona en 1811, La construcción de una campana, El Puerto de Tarragona, y las excavación de la Muralla Romana de Tarragona.

Con la curiosidad como bandera, tras llegar a Tarragona este inquieto catedrático contagió su pasión a otros profesores y juntos se dedicaron a excavar, clasificar y fotografiar todo lo que encontraban en Tarragona y en pueblos de los alrededores como Altafulla, Renau, l´Arboç o Montblanc. El resultado de aquellas expediciones sigue vigente cincuenta y sesenta años después. Que no es poco. Sus estudios abrieron camino y abarcó ámbitos en los que nadie antes había reparado. Hizo las primeras excavaciones estratigráficas de Tarragona en el claustro de la catedral y en la muralla romana. Sánchez Real fue miembro de la Reial Societat Arqueològica Tarraconense y también del Institut d´Estudis Tarraconenses Ramón Berenguer IV. Defendía sus tesis con rigor y propició debates y por encima de todo la reflexión, aunque sus tesis no fueran compartidas por todos y suscitaran, a menudo, controvertidos debates con arqueólogos e historiadores coetáneos. Y no dejó de hacerlo durante décadas. Muchos de sus trabajos  fueron recogidos en su Obra menor, editada por la Diputación de Tarragona, la cual recogía sus primeros artículos publicados en el Diario Español y el Diari de Tarragona. Posteriormente se publicaron cuatro volúmenes más. Siempre dispuesto a librar batalla por aquello en lo que creía, fue sonada su oposición a la construcción del actual centro comercial Parc Central, ubicado sobre una basílica paleocristiana. Aquella lucha la perdió, pero Tarragona le debe mucho a este polifacético químico.

 

Elies Torres Claravalls

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s