Estudio sobre las “puntas arponadas”

 

Como ya he mencionado en anteriores artículos, la adopción de Regimientos de Caballería Ligera procedentes del Este de Europa para los Reales Ejércitos del Rey Sol, aportan un nuevo estilo de armas hasta las horas no conocidas ni en Francia ni en ninguno de los Países de la Europa Occidental.
Algunos de estos soldados mercenarios, muestran modificaciones practicadas en las hojas de sus sables curvos, que generan falsas explicaciones producidas por la falta de conocimiento.

Arpón practicado en la punta de un sable de Húsar modelo 1786

Esta práctica que duraría hasta el final del Imperio de Napoleón I, es considerada como “una receta bárbara” ya que se atribuye a estas modificaciones una imagen salvaje al considerar que están hechas para incrementar el daño al enemigo con el fin de propinar un desgarro carnal añadido a la estocada.

Si estudiamos estas modificaciones, podemos llegar a una conclusión totalmente contraria ya que esta práctica el único que hace es restar eficacia, conllevando el riesgo de poder ser desarmado el soldado con más facilidad para su oponente, aportando el riesgo de que su arpón pudiera engancharse en algo lugar de su propio equipo o de su enemigo.

Según las explicaciones y estudios realizados por un “Viejo Húsar”, el Coronel McCarthy, Conservador del Museo del Ejercito en Paris desde 1963 hasta 1982, hace alusión a esta práctica como un método de andar por casa con la única finalidad de dar comodidad al jinete para poder recoger algo pieza de uniformidad caída al suelo sin necesidad de desmontar de su caballo.

Detalle de la punta arponada del mismo sable

La verdad es que no se encuentran muchas hojas modificadas de esta manera. Durante mi trayectoria de más de cuarenta años como coleccionista debo decir que con todas las armas que han pasado por mis manos y por todos los Museos de todo el Mundo visitados he visto muy pocas.

Jean huésped, contempla dentro de su libro “Les sabres portés par l´Armée Française”, este tipo de modificación, calificándola como voluntaria y sobre todo presente en los sables de los Húsares y los Dragones. Dice que al retirar el sable de la herida después de la estocada este pequeño arpón añade al mal varios y profundos desgarros en la carne. Está convencido además de que estos caballeros no eran nada tiernos, apuntando también la posibilidad de utilizar el arpón para descabalgar al jinete de su montura al pegarle o  bien del caballo bien del jinete.

Mi opinión personal evidentemente dio la razón al Coronel McCarthy, personaje muy entendido y de gran credibilidad, pero también doy crédito al destrozo añadido que este “arpón” produce al herir en combate según el estudio del amigo Lhoste, persona con quien he tenido largas charlas, gran coleccionista, escritor y gran antes de armas blancas del Primer Imperio francés.

 

Francesc Pintado i Simó-Monné

Massèna International Society

 

Un sable en la Guerra Peninsular

Muy a menudo cuando tengo un objeto de las Guerras Napoleónicas en mis manos, mi mente inicia un largo viaje a través de la historia, planteándome un sin fin de preguntas y de suposiciones sobre el objeto en cuestión, algunos muestran enseguida sus pasos a través de la historia, otros no.

 Sable británico para tropa de Caballería Ligera modelo de 1796P, marcado como nº 1 que perteneció al Soldado “B” del 16th., de Light Dragoons Regiment (Col. Francesc Pintado)

 

Hoy hablaré de una pieza británica, de una pieza británica que por sí sola aporta considerable información a través de la gran riqueza en punzones e inscripciones que en ella obran, hoy hablaré de un sable modelo 1796P para tropa de Caballería Ligera, concretamente de una pieza que perteneció al Light Dragoon “B” perteneciente al 16th. Light Dragoons Regiment, cuya breve historia de su paso por la Península voy a relatar:

 

 Reconstrucción de la Carga del 16th. Light Dragoons en Waterloo – Obsérvese su uniforme modelo de 1812

 

El día 31 de Marzo de 1809 el 16th. Light Dragoons Regiment, capitaneado por el Coronel George Anson, navega desde Falmouth hacia Portugal, desembarcando en Lisboa el día 13 del siguiente mes, después de 14 días de navegación.

El 16th. forma inmediatamente Brigada con el 14th., también de Light Dragoons, Brigada cuyo Mando lo ostenta el General Stapleton Cotton, entrando por primera vez en acción al cruzar el Río Duero en Marzo de 1809 y posteriormente en Salamanca el día 16 de Mayo del mismo año al ser atacados por la retaguardia francesa.

 

 El 16th. Light Dragoons Regiment en España, obsérvese el uso del casco “Tarleton”. A partir de 1812, el casco sería sustituido por el Shako.  Obsérvese también que los caballos llevan la cola  en forma “Colino”, fueron los ingleses quienes introdujeron este tipo de corte practicado en las colas de los caballos en España.

 

El 16th., entra en combate distinguiéndose en la batalla de Talavera los días 27 y 28 de Julio de 1809, perdiendo 13 hombres.

En Busaco, se mantuvieron en reserva no tomando parte en la Batalla que tuvo lugar el 27 de Septiembre de 1810.

Cuando las tropas anglo-portuguesas llegaron a Torres Vedras en Octubre de 1810, el 16th., estuvo acuartelado en Mafra y después en Ramalhal, encargándose de la persecución del Ejército del Mariscal Massèna durante su retirada en Noviembre de 1810 durante varios meses, acabando por chocar con la retaguardia francesa.

El Regimiento se distingue en la Batalla de Fuentes de Oñoro del 3 al 5 de Mayo de 1811, acabando por ser acuartelados en la frontera hispano-portuguesa. De Enero a Abril de 1812 su cometido fue la vigilancia de las operaciones del Sitio de Ciudad Rodrigo y de Badajoz respectivamente, práctica habitual llevada a cabo por los Regimientos de Caballería durante los Sitios de Ciudades. El Regimiento toma parte con una aplastante carga el día 11 de Abril de 1812 en la Batalla de Llerena (Badajoz), tomando gran numero de prisioneros, siendo mencionado en los despachos de su Comandante en Jefe el General Cotton. Seguidamente toman parte en la Batalla de Salamanca (Los Arapiles) el día 22 de Julio de 1812,  quedándose después encargado de la custodia de la Rivera del río Duero mientras Wellington marchaba hacia Madrid.

En Octubre de 1812 el 16th., cubre las operaciones del Sitio de Burgos enfrentándose a las tropas francesas en retirada el día 23 de Octubre en las márgenes del Río Pisuerga, perdiendo en éste enfrentamiento 62 de sus efectivos.

Durante el invierno de 1812-13 el Regimiento es acuartelado en Aviero no entrando en España hasta el mes de Mayo de 1813 cuando Wellington inicia su avance hacia Vitoria.

El día 21 de Junio el 16th., carga brutalmente contra los franceses en la gran Batalla de Vitoria perdiendo 21 hombres. Continúa sus acciones en los Pirineos, distinguiéndose el día 10 de Noviembre de 1813 en la Batalla de Nivelle actuando en protección del Ala derecha de la Infantería en los alrededores de San Juan de Luz.

El próximo mes toma parte en la batalla del Nive, siendo después acuartelados.

Cuando Wellington llegaba a Toulouse, el 16th., permanete estacionado en Bayona, quedando en esa Ciudad hasta el final de la Guerra Peninsular en Abril de 1814.

Dos meses más tarde el Regimiento marcha hacia el Norte, hasta Calais siendo repatriado a Inglaterra en Julio del mismo año hasta el día 11 de Abril de 1815 que embarca de nuevo hacia el Continente, donde tomarían parte decisiva en la Batalla de Waterloo, llevando a cabo su Carga más gloriosa.

 Casco “Tarleton”, utilizado por los Regimientos de Light Dragoons hasta 1812.

El sable que nos ocupa, es un sable para tropa de Caballería Ligera modelo 1796 Pattern, diseño del Mayor John Gapard Lemarchand, de quien hablaré en un próximo relato.

Arma equilibrada, equipada con una considerable hoja cuyo diseño la dota de un gran efecto mortífero, llegándose a quejar los franceses por escrito a las Autoridades Militares Británicas de su efecto devastador, vaya cara………………., la de los franceses!

 Montura del sable y detalle del brocal de su vaina – Nótese B-1 grabado en la naveta de sujeción a la vaina en la cruceta de la montura y la misma inscripción ubicada debajo del número del Regimiento ubicada en la parte inferior del brocal de la vaina.

 Montura del tipo llamado de estribo, “a la inglesa” confeccionada enteramente en acero, compuesta por guarda simple, largo galluelo terminado en forma esférica ligeramente vuelto hacia la hoja, monterilla corrida, puño de madera cordada y forrada de espeso cuero acabado con una virola de protección y sendas navetas para su correcta sujeción a la vaina ubicadas una a cada lado de su cruceta.

Hoja curva, extremadamente ancha, ensanchándose considerablemente en su tercio final, confeccionada por Gill, famoso espadero de Birmingham cuya marca de control está representada mediante un “1” Coronado, punzonado en la hoja. La naveta va grabada con una “B” subrayada y un “1” debajo, lo que nos dice que se trata del sable nº 1 del Light Dragoon B, los soldados en vez de llevar un número de identificación, llevaban una letra como identificador.

Vaina, confeccionada enteramente en gruesa plancha de acero con brocal insertado en su boca sujetado mediante dos tornillos, dos importantes abrazaderas agujereadas y provistas de anilla para su transporte y batiente “a la inglesa”. Lleva grabado bajo su brocal: el nombre del Regimiento 16 LD (por 16 Light Dragoons) subrayado, debajo una “B” (identificativa al Dragoon B) subrayada y debajo un “1” (indicativo del nº de sable).

Este tipo de sable, el 1796 Pattern, fue comprado y utilizado en gran número por España, y Austria, ante la caída de sus Fábrica de Armas en manos de Napoleón, Siendo también fue utilizado por Portugal, pero de ello hablaré en otro artículo.

 

Punzón de aprobación estatal que identifica al sable como Apto para el Combate en Primera Línea  mediante una Corona, debajo de la Corona hay un número que identifica a su Constructor, en éste caso Thomas Gill, famoso espadero en Birmingham.

 

Francesc Pintado i Simó

Massèna International Society

 

HISTORIA DE UN GUERRERO DESCONOCIDO

Iniciamos con este artículo un nuevo apartado que la hemos titulado “Armas en acción”, donde por parte de nuestro amigo y miembro de la asociación, Francesc Pintado, nos mostrará con sus artículos las historias de algunas de las mejores piezas de su colección particular. En Francisco, que es miembro de la Massena International Society, es en la actualidad uno de los más importantes coleccionistas de armas napoleónicos de nuestro país y uno de los más prestigiosos especialistas de armas de la época. Todo un honor poder contar con él.

 

 El día 18 de Abril del año 2007, a las diez de la mañana, me encontraba sentado en la Sala de Subastas “Dreweatt Neale”, en la Mansión “Donnington Priory” en Newbury, localidad del Condado de Berkshire (Inglaterra) esperando que saliera a subasta un sable, un sable de los llamados de honor o de recompensa que perteneció a un tal Mayor Henry Blosse LYNCH y que había intervenido en la Guerra Peninsular, haciendo alusión a Ciudad Rodrigo.

Después de pujar contra un señor ingles, pelirrojo él tuve la suerte de hacerme con el sable del Mayor Henry Blosse LYNCH personaje que desconocía por completo al igual que a Ciudad Rodrigo que para mí en aquel entonces no era más que un punto en el mapa de nuestra querida España a pesar de haber leído sobre su historia relacionada con la Guerra Peninsular.

Llegué a mi casa en Tarragona y allí quedó el sable colgado en la pared junto a los otros 97, de mi colección particular, esperando a que le llegara el turno de hacerle la “autopsia”, llamo “autopsia” a la investigación que aporto a cada una de mis piezas a través de sus marcas, punzones y demás vestigios, idioma con el que nos hablan estas piezas y que nos ayudan a situarlas correctamente en el pasado.

 

El sable de Henry Bloose Lynch

En Agosto del año 2008 trasladé mi domicilio a Salamanca, fijando allí mi residencia habitual. Invité a varios amigos de entre los cuales estaba mi gran amiga Muguette, Secretaria del Príncipe de Essling Victor André Massèna, descendiente del Mariscal que sitió Ciudad Rodrigo en 1810.

Durante los días que tuve a mis amigos en Salamanca realizamos muchas excursiones de las cuales y a petición propia de mi amiga Muguette, debíamos de visitar sin falta Ciudad Rodrigo porqué en Ciudad Rodrigo había una Exposición de grabados referentes a la época napoleónica de la cual le había hablado muy bien el Principe de Essling así como de la Ciudad, que para él era una de las maravillas de Europa.

 

Pues bien, llegamos a Ciudad Rodrigo y la verdad es que no daba crédito a lo que veían mis ojos, los elogios del Príncipe de Essling, no llegaban a la altura de lo que esta magnífica Plaza Fuerte, tan similar a mi Tarragona natal nos ofrecía.

Pasaron los meses y las casualidades de la vida me ofrecieron la oportunidad de dirigir un Hotel-Palacio en la maravillosa Ciudad Rodrigo, el sí no se hizo esperar y entré a formar parte de los habitantes de esa hermosa localidad. Fui acogido generosamente por todos sus habitantes, que me hicieron sentir como un mirobrigense más.

Conocí a quién hoy considero como uno de mis mejores amigos, a José Ramón Cid.

Me acordé de mi sable, y no demoré en investigar su historia, que es como sigue:

Se trata de un sable de los llamados de honor o de recompensa, ofrecido por “The Rochester and Chatham Volunteers” al entonces recién ascendido al empleo de Mayor, el Capitán Henry Blosse LYNCH, en atención a su comportamiento durante sus años de servicio en el precitado Regimiento, tanto a sus iguales como a sus subordinados, fechando éste evento el día 12 de Marzo de 1809 todo ello grabado al ácido en la espléndida hoja de Damasco que monta el sable.

Como consecuencia a su ascenso, Henry Blosse LYNCH, pasa a engrosar las filas del 13 Light Dragoons Regiment con el empleo de Mayor (Comandante), integrándose en la Guerra Peninsular bajo el Mando del Duque de Wellington, distinguiéndose en la batalla de Fuentes Oñoro y en el sitio y toma de Ciudad Rodrigo, donde pasa a formar parte de la Brigada portuguesa del General Pack siendo mencionado su nombre en los Despachos del propio Duque de Wellington, cuya alusión dice así:

 

“El General de Brigada Pack, formaba la 5ª Columna y debía de realizar un falso ataque en la fachada sur de la Fortaleza con el fin de confundir a los sitiados mientras el Rgto., nº 94 descendía al foso formando dos columnas a la derecha de la Brigada Mackinnon, apoyando su descenso para así atacar en la brecha abierta en la falsa braga”

  “El Brigadier Pack, comenta Wellington, superó incluso mis previsiones, convirtiendo su falso ataque en real. Su vanguardia mandada por el MAYOR LYNCH, persiguió a las tropas francesas más allá de las obras avanzadas, hasta la falsa braga, haciendo prisioneros a todos los que allí se encontraban” – /1

 

/1 – Account of the war in Spain, Portugal and the south of France from 1808 to 1814 inclusive in two volumes – by John T. Jones Lieut. Colonel, Corps of Royal Engineers – Second Edition Vol. I – Capitulo XL Enero de 1812, página nº 402 – London 1821 –

El 13th., Light Dragoons Regiment, se desplaza a Badajoz y vuelve a reunirse con el grueso del ejército de Wellington, retirándose a Portugal en 1813.

La noche del día 31 de Mayo, madrugada del día primero de Junio de 1813, al cruzar el río Esla en Zamora, a la altura de Valdeperdices ante la gran dificultad de vadeo que presentaba el mencionado río son sorprendidos por Dragones franceses muriendo un Oficial y 32 hombres pertenecientes al 13rd. Ligth Dragoons Regiment.

 

Marcaje oficial de un sable modelo de 1796 para tropa de Caballería Ligera perteneciente al 13th. Light Dragoons Regiment

Esta información está abalada por la búsqueda en archivos históricos con la colaboración de mi buen amigo Miguel Ángel Martín Más, complementando así la información recibida de los actuales descendientes del Mayor Lynch.

Por todo lo anteriormente expuesto, podemos atestiguar que, el Mayor Henry Blosse Lynch, nace en 1778 en el seno de una importante familia propietaria de Party House en Co Mayo, Irlanda, que según sus descendientes Henry, como Mayor del 13th., Ligth Dragoons Regiment, muere en acto de servicio en España el día 1º de Junio de 1813, sin duda alguna el lugar es la orilla del río Esla a la altura de Valdeperdices en la Provincia de Zamora. El cuerpo del Mayor queda enterrado en España, recuperándose sus pertenencias, incluido éste sable, que son devueltas a su familia en Irlanda, conservándolo hasta el día que deciden ponerlo en pública subasta.

Se trata de un sable para Oficial de Caballería Ligera.

Montura de estribo formada por guarda a la inglesa terminando con un largo galluelo en forma de botón vuelto hacia la hoja, puño en madera forrado en cuero, con tres tachuelas en latón a cada uno de sus lados, claveteadas, como símbolo distintivo de un capitán del ejército británico. El puño termina en virola. Toda la montura está construida en latón ribeteado y dorado al mercurio.

 

Detalle de la típica empuñadura “a la Inglesa”

Importante hoja de Damasco que presenta en su filo la huella de haber sido usada en combate. Es extremadamente ancha, ensanchándose considerablemente en su tercio final, asemejándose a una cimitarra de origen turco-otomano muy de moda en esa época. Está labrada con el escudo del Regimiento “The Rochester and Chatham Volunteers” envuelto de atributos florales y geométricos en una de sus caras, en la otra, figura la siguiente inscripción:

 Detalle de la inscripción al ácido           

 

“GUIVEN TO CAPTAIN H. B. LYNCH BY THE ROCHESTER AND CHATHAM VOLUNTEERS IN TESTIMONY OF THE HIGH SENSE THEY ENTERTAIN OF HIS ZEAL AND THE UNREMITTED ATTENTION HE PAID TO THE DISCIPLINE OF THE CORPS, AND ALSO HIS GENTLEMANLY DEMOUR TOWARDS INDIVIDUALS DURING THE TIME HE WAS THEIR ADJUDANT. XII MARCH MDCCCIX”


 Detalle de la empuñadura y de su espléndida hoja, obsérvese el escudo “Rochester & Chatham Volonteers”

Vaina enteramente confeccionada en acero, con brocal, dos abrazaderas con pitones con anillas y batiente en latón dorado al mercurio.

La vaina lleva el escudo del Regimiento Rochester and Chatham Volunteers, en latón dorado y plata, soldado en el primer tercio de su cara derecha.

Francesc Pintado i Simó-Monné